Rosa

 

Quizá ilusos, seguro que ilusionados. 

Fundamentalmente sensibles, amantes del arte y, sobre todo, de uno, especial, que nace de un contenedor.

Es como el apasionante descubrimiento de lo que hay detrás de una puerta o dentro de un cofre.

La obra que surge de ese hallazgo debe mantener, por lo menos en parte, la historia que cada retazo ha vivido.

Deseamos disfrutar con este arte y compartirlo.

Nada es mejor que aquello que se consigue compartir.